5 cosas que hacer en el Jardín del Turia

Uno de los mayores tesoros de Valencia es el Jardín del Turia. Si aún no lo conoces, no tardarás en hacerlo. Se trata de un enorme parque de 110 hectáreas que se extiende a lo largo del antiguo cauce del Río Turia. El Río, como popularmente se conoce, atraviesa la ciudad a lo largo de más de 10 kilómetros desde prácticamente la costa hasta el Parque de Cabecera, lo que lo convierte en el jardín netamente urbano más grande de España y uno de los más grandes de Europa.

A pesar de que hoy es una extensión llena de naturaleza y ofertas de ocio y deporte, su origen fue más bien trágico. En 1957 la capital del Turia vivió uno de sus peores episodios: en la gran riada de Valencia el río se desbordó inundando la ciudad y causando decenas de muertos. Como consecuencia, al año siguiente el paso del río Turia fue desviado al exterior de la ciudad y se planteó la construcción de una autopista urbana. Sin embargo, la presión de una plataforma ciudadana que reclamaba su uso como espacio verde dio sus resultados y en 1986 se fundó el actual Jardín del Turia, que se ha ido ampliando con el paso de los años. Hoy es tanto una atracción turística como un refugio para los valencianos. Te contamos a continuación 5 cosas que puedes hacer para disfrutar las maravillas de este rincón único.

 

Alquila una bici. Es la mejor manera de recorrer el Río y aprovechar al máximo su amplia oferta. En el Río encontrarás muchas atracciones que se encuentran a varios kilómetros de distancia, por lo que recorrerlo sobre dos ruedas es la mejor opción para disfrutarlas.

 

Juega una partida de ajedrez gigante, un mini-golf o deslízate por los toboganes del Gulliver. En la zona más cercana a la Ciudad de las Artes y las Ciencias encontrarás toda una sección dedicada a la diversión de los más pequeños. En el Parque del Gulliver encontrarán a la versión gigante del personaje de Jonathan Swift compuesta exclusivamente de toboganes. Después de una mañana deslizándose, un poco más adelante, encontraréis el famoso ajedrez gigante y el mini-golf, dos clásicos del Río ideales para un día en familia.

 

Disfruta de sus terrazas. Están repartidas a lo largo de todo el Río y las hay de todos los colores y tipos. En días de buen tiempo (en Valencia, casi todos) son una excelente opción para pasar una tarde entre amigos o con tu familia.

 

Visita la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Es, sin duda, una de las grandes atracciones turísticas. Todo un referente de sorprendente arquitectura compuesto por el emblemático Palau de les Arts (el palacio de la ópera), el Hemisfèric (un cine IMAX), el Museo de las Ciencias (uno de los más grandes de Europa) y el Oceanogràfic (el acuario más grande de Europa). Todo un mundo por explorar para el que incluso puedes necesitar varios días. Y si al final te entra el hambre, siempre podrás disfrutar de una cena especial en el restaurante subacuático del Oceanogràfic.

 

Practica deporte. Tienes infinidad de opciones. Campos de fútbol, canchas de baloncesto, de balonmano, mesas de ping pong, campos de rugby, pequeños gimnasios al aire libre, pistas de atletismo… En familia, tu solo, con tu pareja. Elige tu deporte y ponte a practicarlo en un entorno único.

 

Valencia’s Baroque Heaven

They call it Valencia’s Sistine Chapel. And there’s a good reason to do so. The church of San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir is one of the city’s hidden gems. A corner where Valencian baroque achieves its maximum splendour. Located in the very heart of the city, in the Barrio del Carmen, this church from the XV century hides a beautiful secret: the stunning frescos painted by Dionís Vidal.

After its recent restoration by the Hortensia Herrero Fundation –nothing less than 41.000 working hours–, the Vidal’s frescoes have been brought back to life, becoming a great tourist spot. The Valencian painter used his art to cover up to 2000 square metres of vaults, ribs and columns following the plan of the painter and treatise writer Antonio Palomino.

The frescoes surface is almost twice than the Sistine Chapel. Therefore, this is a must-see from the Valencian Baroque, that now you can visit for just 3 euros. Opening times: Tuesday to Friday from 11.00 to 19.00 (10.00-19.00 in august), Saturdays from 11.30 to 18.30 (10.00-18.30 in august) and Sundays from 13.00 to 19.00 (11.30-19.00 in august). Visits during religious services are not allowed.

If you have the chance don’t miss this. You’ll discover one of the biggest treasures of Valencian art!